jueves, 9 de febrero de 2012

LA VENGANZA DE BABY SIMONA (1978)

Escrito por SERENA INIESTA


FICHA TÉCNICA
Título Original: L'immoralità
Año: 1978
País: Italia
Director: Massimo Pirri
Reparto: Lisa Gastoni (Vera)
Howard Ross (Federico)
Karin Trentephol (Simona)
Mel Ferrer (Marido de Vera)
Andrea Franchetti (Teniente)
Angela Luce
Wolfango Soldati (Antonio)
Trailer: No encontrado
Ediciones Españolas en Vídeo: Plan5 Vídeo (Pat Films S.A.)
Punk-tuación: 8/10


SINOPSIS
Federico, un asesino pederasta, es herido cuando huye de la policía. Es encontrado por Simona, una niña de 12 años que le ayudara y le ocultara. Vera, su madre, una mujer depresiva y sexualmente frustrada, descubre a Federico y le propone un trato, le ocultara a cambio de que mate a su marido, un rico postrado en una silla de ruedas. Mientras tanto, la policía y los lugareños están a la búsqueda de Federico.... 


DATOS Y CURIOSIDADES
Una fría noche de invierno, me decido a ver "L´inmoralitá", película italiana de 1978 dirigida por Massimo Pirri. Bien puesta en el cine italiano de la época, después de estar viendo ultimamente mucho thriller, me llevo la sorpresa con una producción diferente y muy atrevida. Anteriormente, no había oído hablar de esta película ni de su director, pero gracias a un amigo, me he hecho con ella y la he disfrutado mucho además en su versión original subtitulada en español. Aquí es conocida como "La venganza de baby Simona", una vez más, título fallido, en mi opinión, pues además de que poco tiene que ver con el título original, resulta que desvela parte de la trama. No es que estropee la película, pero si que es verdad que dado lo que te muestra, digamos que esperas esa "venganza" por parte de la niña. 


Como bien dice su título, inmoralidad hay de sobra en esta historia, es políticamente incorrecta en todos los aspectos, y el sentido común brilla por su ausencia de principio a fin. Gamberradas de este tipo las hay a montones en la historia del cine, pero quizás las hayamos visto siempre desde otro punto de vista, desde el humor negro, por ejemplo. Pero "L´inmoralitá" es diferente, rompe los moldes y está contada desde un punto de vista totalmente serio y dramático, cosa que sorprende y a su vez asusta por la credibilidad y crudeza que transmite.

Siendo una película de los años setenta, me ha parecido curiosamente descarada, y a día de hoy, pongo en duda que alguien se atreva con historias de este calibre. Ya de entrada, el hecho de que una niña de 12 años encuentre y dé cobijo a un asesino pedófilo sin darle la más mínima importancia, ya me parece fuerte, pero que haya secuencias de sexo entre ambos, me ha dejado con la boca abierta. En realidad, a estas alturas yo no me escandalizo por casi nada, pero esta película me ha llamado poderosamente la atención. Chapó por la actriz que está espléndida, tiene un par de secuencias inesperadas brutales.


Además de esta niña solitaria, deprimida y perturbada por su entorno familiar, tenemos a su madre ninfómana, que cada día se acuesta con quién pilla (el asesino inclusive); luego está el padre, postrado en una silla de ruedas ajeno totalmente a lo que se dedican madre e hija, infeliz por su situación, que lo único que desea es morir; y finalmente tenemos al asesino pedófilo, - convencido de que viola y mata a niñas "sin querer" - que parece poner rivalidad de alguna manera entre las dos féminas, para ver con cual de ellas se queda. Es tremenda, dicho así y quién no haya visto la película, le será difícil entender esto que digo; por eso la recomiendo absolutamente.

A mi modo de ver, una de las cosas más sorprendentes, al margen de las secuencias subidas de tono, son los diálogos, sobretodo los que tienen madre e hija. Hay un momento especialmente, en las escaleras, que es alucinante, impresiona muchísimo las cosas que le llega a decir la madre a la niña, repleta de odio y frialdad. También el final es francamente bueno, con esa metáfora de la jaula, me ha encantado. Sin más pienso que es un filme a tener en cuenta, por su originalidad y valentía. Bien es cierto que no resultará a gusto de cualquier espectador, pero que las mentes y estómagos que la sepan mirar y apreciar, no la olvidarán en mucho tiempo y posiblemente la recomendarán como me la han recomendado a mí y al mismo tiempo yo la recomiendo a otros...