jueves, 25 de agosto de 2011

EL TREN DE BERTHA (1972)

Escrito por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


FICHA TÉCNICA
Título Original: Boxcar Bertha
Akas: America 1929: sterminateli senza pietà (Italia)
Bertha Boxcar (Francia)
Die Faust der Rebellen (Alemania)
Pasajeros Profesionales (Uruguay)
Año: 1972
País: USA
Director: Martin Scorsese
Reparto: Barbara Hershey (Bertha)
Davis Carradine (Bill Shelley)
Bernie Casey (Von Morton)
Barry Primus (Rake Brown)
John Carradine (H. Buckram Sartoris)
Trailer: PINCHAR AQUI
Ediciones Españolas en Video: MGM
Punk-tuación: 8/10


SINOPSIS
En la Arkansas de los años 30, en plena depresión, una chica huérfana, Bertha, conoce a un trabajador del ferrocarril. Junto a un amigo negro de éste y el antiguo novio de ella, los cuatro empiezan a robar en los trenes y son perseguidos por la ley.


DATOS Y CURIOSIDADES
Segundo largometraje, primero para su distribución comercial, de Martin Scorsese y, sin duda, uno de los peores considerados por la crítica por decantarse por un film de explotación para la AIP, ¿Scorsese y Corman?, pues sí. Basado en la autobiografía de Bertha Thompson “Sister of the road”, la idea de Roger Corman era hacer una secuela de su éxito “Mamá sangrienta” (1970), que no era sino un exploit del “Bonnie & Clyde” (1967) de Arthur Penn.

El presupuesto fue tan sólo de 600.000 $, y Corman le dio al director las instrucciones precisas que debía seguir: tenía que haber por fuerza una escena de persecución de coches, un desnudo cada 15 páginas del guión, que en el proceso de sonorización se preocupara sólo del primer y último rollo, ya que se haría en 3 días, etc...

El papel de Bertha recayó en una actriz tan talentosa como atractiva, Barbara Hershey. Su pareja en la ficción fue David Carradine (1), quien también lo era entonces en la vida real y ambos trabajaron juntos en muchas ocasiones. Con un cameo para John Carradine (2), padre de David, como el presidente del ferrocarril. Completan el reparto Barry Primus y el actor de color Bernie Casey, habitual por aquellos años de la blaxploitation, ese mismo año protagonizó “Hitman”, de George Armitage.

Se ha hablado que Scorsese puso en el personaje de Bertha mucho de la Dorothy de “El mago de Oz”. De lo que no cabe duda es que eran otros Bonnie & Clyde, pero mucho mejores personas, más a lo Robin Hood, concienciados de la mala situación del pueblo y rebelándose contra el poder opresor, aquí representado por el ferrocarril.

Donde es clara la mano de Scorsese y su profundo catolicismo (de entonces, cuando hacía buenas películas, pasarse al budismo no le ha venido bien) es en el final, cuando los sádicos detectives atrapan por fin a Bill Shelley y lo crucifican en un vagón, en una escena que el director repetirá toma a toma en “La última tentación de Cristo” (1988), también con la Hershey como María Magdalena.
Poco después, buscando Scorsese financiación para su famosa “Malas calles” (1973), habló nuevamente con Roger Corman, quien le dijo que se la produciría si todo el reparto era negro, por entonces la AIP producía muchas blaxploitations para aprovechar el éxito de “Las noches rojas de Harlem” (1971), de Gordon Parks. Por cierto, en “Malas calles” aparecía brevemente David Carradine.

(1) Fue “Bonnie & Clyde”, otra vez, de Arthur Penn, la película que inició en la segunda mitad de los 60, la idea de desarrollar la acción en la época de la depresión americana, en clara alegoría a los tiempos de crisis que vivían los Estados Unidos. El Nuevo Hollywood y las independientes usarían ese marco en no pocas ocasiones. Hal Ashby nos dejó una de las mejores muestras en “Esta tierra es mi tierra” (1976), también con Carradine en el papel protagonista como el cantante folk-protesta Woody Guthrie. Además de los distintos filmes de gangsters ambientados también en la depresión, “Una mamá sin freno” (1974) de Steve Carver, “Dillinger” (1973) de John Milius, “La banda de los Grissom” (1971) de Robert Aldrich... cabe destacar otro gran trabajo de Aldrich, el genial y muy físico “El emperador del norte”/”El emperador del polo norte” (1973), nunca la violencia fue tan real. Volviendo con David Carradine, no habría que olvidar “Americana”, que él mismo protagonizara y que dirigiera entre 1973 y 1983, fecha en que se estrena con un sonoro fracaso y que retomaba este espíritu tan American-roots pero situándolo tras la guerra del Vietnam.

(2) El veterano John Carradine ya había coincidido con su hijo David Carradine en dos western, “Un hombre impone la ley” (1969), de Burt Kennedy, y “Los McMasters” (1970), de Alf Kjellin. Después trabajarían juntos en tres episodios de la serie “Kung-fu”.


2 comentarios:

Mario dijo...

Parece una reliquia del cine, algo que ha de verse como culto a los origenes de Scorsece, muy instructiva la reseña, no conocía la película, también ver a una Barbara Hershey joven debe ser estupendo. Me la anoto para buscarla. Por cierto muy buena página, recién la descubro. Si gustan dense una vuelta por la mía que también gusto mucho del cine donde trato de abordar todo en un gusto muy ecléctico. Un abrazo.

Mario.

punkandroll dijo...

Muchas gracias por comentar Mario, pero por favor dinos cual es tu blog o web para ir a verla

Saludos.