miércoles, 7 de diciembre de 2011

UNA VELA PARA EL DIABLO (1973)

Escrito por SERENA INIESTA


FICHA TÉCNICA
Título Original: Una vela para el diablo
Akas: A Candle for the Devil (Suecia / Reino Unido)
Uma Vela para o Diabo (Brasil / Portugal)
Die Saat der Angst (Alemania)
It Happened at Nightmare Inn (Estados Unidos)
Año: 1973
País: España
Director: Eugenio Martín
Reparto: Judy Geeson (Laura Barkley)
Aurora Bautista (Marta)
Esperanza Roy (Verónica)
Víctor Alcázar (Eduardo)
Lone Fleming (Helen Miller)
Blanca Estrada (Norma)
Loreta Tovar (May)
Montserrat Julió (Beatriz)
Trailer: No encontrado
Ediciones Españolas en Vídeo: Chock Vídeo (Vemsa)
Punk-tuación: 8/10


SINOPSIS
En un pueblecito prototipo de la España rural de los 60 dos hermanas solteronas y puritanas dirigen una posada en la que se hospedan jóvenes turistas. Obsesionadas por defender a toda costa la decencia y guiadas por un turbio fanatismo deciden eliminar lo que consideran indecente.


DATOS Y CURIOSIDADES
"Solo hay dos clases de hombres: los justos que piensan que son pecadores, y los pecadores que piensan que son justos"... Esta frase de Blaise Pascal da comienzo a la historia y digamos que define más o menos a sus dos protagonistas principales. Por un lado tenemos a Marta -la pecadora que piensa que es justa- interpretada por Aurora Bautista. De mente perturbada, marcada por una terrible represión sexual y moral, tan característica de la España franquista, llevada por esa situación, comienza a matar a una serie de mujeres cuyo único delito es ir ligerita de ropa, tomar el sol en top less o ser madre soltera o viajar sola sin su marido. Estas razones son suficientes como para ser castigadas bajo mandato divino, al menos eso piensa nuestra protagonista.

Por otro lado tenemos a Verónica -la justa que piensa que es pecadora-, bajo la piel de Esperanza Roy. Ella sigue a su hermana en todo momento, pero siempre en contra de su voluntad, cegada por el miedo, pero con un poco más de coherencia que esta, al final intentará pararla. Además Verónica mantiene relaciones sexuales con un mozo veinte años más joven que ella, cuyos encuentros mantiene ocultos por temor a que su hermana la descubra. Tanto Aurora Bautista como Esperanza Roy están impecables en un su papel.

A pesar de ser una película de terror y contar con unos crímenes y situaciones de auténtico delirio, está hecha de forma absolutamente realista y cercana, y es que la acertada ambientación rural es de lo más natural, mostrándonos así cada detalle de la época. Está rodada entre los pequeños pueblos de Ronda, Grazalema y El Paular, de casitas blancas y viejas, de calles de piedra, con sus vecinos, sus cotilleos, etc, etc.

Durante todo el metraje, con una trama sencilla pero peculiar, se nos transmite una atmósfera de inquietud y frialdad francamente buena. Contando con un trabajo de fotografía espléndido y una buena música de fondo, la película tiene varias secuencias para el recuerdo, y quiero citar especialmente una que me ha encantado. Ver a Aurora Bautista tropezando con unas zarzas que le desgarran la ropa y araña todo el cuerpo, como autocastigo por observar a escondidas a un hombre y a un niño bañandose en el río desnudos, no tiene precio, es una secuencia impactante, que muestra esa represión sexual de la que he hablado antes y es que la protagonista es la típica solterona, ya mayor, que preve quedarse sola para el resto de su vida, pero que al fin y al cabo, es humana, pese a los horribles crímenes que comete.

Con una dosis justa de sangre y tímidos desnudos (sobretodo el cuerpo de Esperanza Roy), solo me pregunto si la cantidad de escenas eliminadas hubiese dado un aspecto más completo a la película. En realidad no lo sé, ni sé los minutos que se censuraron, que censuró esa sociedad franquista, de mentalidad retrograda y cerrada, evitando así la libertad de expresión de tantos cineastas cuya única pretensión era plasmar arte. Como tantas y tantas películas que fueron víctimas de esa censura, "Una vela para el diablo" tuvo pues su correspondiente y desgraciada amputación. Aun así, al igual que otras, con o sin censura, merece muy mucho la pena su visionado, pues es una película magnífica; otra muestra de las pequeñas joyas -algunas desafortunadamente desconocidas- que produjo este país.

1 comentario:

punkandroll dijo...

La edición uncut tiene unos 7 minutos más, espero verla en breve que ya apenas recuerdo la película.